La agricultura de “Regreso al Futuro”. Marty McFly el agricultor

¿Qué habría pasado si Marty McFly hubiera sido agricultor?

Si Marty McFly hubiera sido agricultor y se hubiera dedicado a la dura tarea de trabajar en el campo, se habría llevado una grata sorpresa al viajar al año 2015 y encontrarse con los avances tecnológicos que existen a día de hoy en la agricultura.

El agricultor del futuro no se levanta al amanecer cuando canta el gallo, sino con una suave melodía en su despertador digital; no sale al campo con unas Nike que se atan solas,  prefiere ataviarse con unas botas con Goretex que le protejan del frío y la humedad.

El desayuno del Marty McFly agricultor también está hecho a base de los productos de la tierra, donde no pueden faltar el pan de pueblo, la fruta de temporada y las chacinas caseras… Pero bajo las indicaciones una dieta equilibrada para un estilo de vida saludable, baja en grasa, libres de transgénicos y procedentes de la agricultura local.

El Marty McFly agricultor no se desplaza en Delorean, sino en un tractor de última generación. Comienza el día consultando sus tareas en su Smartphone mientras se acomoda en el asiento de la cabina, que es casi tan confortable que como el sofá de su salón, y se pone en marcha rumbo a su finca escuchando su música favorita en mp3.

Al llegar al campo unos vehículos aéreos no tripulados, también llamados drones, ya le están esperando con la faena. Equipados con cámaras multiespectrales, están trazando un mapa del lugar; Marty McFly el agricultor quiere conocer el estado de su cultivo al milímetro. Toda esta información será trasladada al software del tractor para conseguir la máxima eficacia en la aplicación de fitosanitarios, fertilizantes, uso del agua… en lo que ahora llaman “Agricultura de Precisión”.

Los sensores inteligentes que tiene ubicados en campo le ofrecen datos muy fiables sobre la temperatura, radiación solar, pH, conductividad y humedad del terreno. Estos sensores envían la información a una plataforma en “La Nube” donde una vez procesados los datos a través de “BigData” conocerá una fecha estimada de recolección más fiable que la del calendario lunar.

Marty McFly el agricultor, está tranquilo, no se vuelve loco con papeles, formularios y números; toda la información la tiene guardada y centralizada de manera automática en una aplicación instalada en su Smartphone, que a su vez está sincronizada en tiempo real con su ordenador y le permite llevar una gestión 100% informatizada de su explotación.

Mientras el tractor del futuro va trabajando de manera autónoma guiado por GPS, Marty McFly el agricultor aprovecha para mantener algunas conversaciones por Whatsapp con su grupo de amigos, consulta el correo electrónico, lee el periódico digital, hace unas compras en Amazon, sube unas fotos en Instagram y felicita al Doctor Doc por su cumpleaños a través de Facebook… El campo ya no es un lugar solitario y lejano.

Pero lo que Marty McFly nunca echaría de menos en su viaje al futuro sería la vuelta a casa, el regreso a su pueblo con las mismas casas en el horizonte, pasear por las mismas calles que le vieron nacer, el vecino sentado al sol en la puerta de su casa, el olor a leña quemada de la lumbre… la vida en el campo ha cambiado en muchos aspectos, pero su esencia sigue siendo la misma y esperemos que perdure por muchos años.

Si te ha gustado este artículo y quieres recibir más información sobre agricultura y Marketing digital agroalimentario, ponte ya en contacto con nosotros o bien suscríbete a nuestro blog:

 

SUBIR