Lluvia solida, innovando el riego

lluvia-solida

Lluvia solida, un producto innovador para el riego con múltiples ventajas.

La lluvia solida es un polvo que se coloca siempre en el área de la raíz, y que se solidifica en contacto con el agua de lluvia o de riego, manteniendo la humedad por semanas o incluso por meses.

Está fabricado a partir de un polímero biodegradable en polvo no tóxico que es capaz de absorber 200 veces su peso en agua. Al entrar en contacto con el agua, el polvo se convierte en gel y retiene el líquido hasta 40 días.

La aplicación de este producto optimiza la absorción de agua por parte de la planta según sus necesidades y el uso de otros productos como abonos y fitosanitarios por parte del agricultor ya que evita las pérdidas por lavado.

La lluvia solida no es un producto contaminante y es respetuoso con el medio ambiente, con la flora y con la fauna. También es compatible con el uso de fertilizantes, incluso supone un ahorro en su aplicación ya que permite que los nutrientes estén más tiempo en contacto con el agua.

Según su creador este revolucionario producto podría terminar con las sequías y salvar millones de kilos de cosechas evitando así el hambre en las zonas más desfavorecidas.

Además permite el almacenamiento en sacos para utilizarlo posteriormente, según ha explicado el ingeniero químico Sergio Rico, pionero en esta técnica, simplemente hay que añadir medio kilo del polímero a 200 litros de agua.

En contraposición, la doctora Linda Chalker-Schoot, cuestionaba los riesgos que supone este sistema ante la posibilidad de que el acrilato potásico pudiera terminar extrayéndole el agua a la propia planta en caso de no encontrar suficiente agua en el subsuelo y de los posibles residuos que se pudieran generar.

Actualmente hay varias líneas de investigación abiertas sobre la lluvia solida ¿Se acabará la hambruna y las pérdidas de cosecha por razones de sequía? ¡Ójala!

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG
¡Tenemos muchas cosas que contarte del sector agroalimentario!

SUBIR