Preparar una feria con éxito (III) – Postferia

Una vez finalizada la feria ha llegado el momento de valorar los resultados del trabajo realizado. La feria se convierte así en un punto de partida para toda la labor de marketing y ventas posterior que consiga las ventas que hagan rentabilizar al máximo la inversión que supone haber participado en el evento.

El análisis y seguimiento de las oportunidades de negocio, tercera clave del éxito

Para hacer un análisis profundo será necesario elaborar una memoria donde ser recoge toda la información acerca del evento que nos sirva para analizar todos los aspectos de lo que hemos hecho y nos pueda servir de ayuda en ediciones posteriores. La memoria debe incluir una parte técnica donde se valoren los proveedores, el personal y la organización en su conjunto, y otra comercial que recoja como ha ido el desarrollo de la feria y los resultados obtenidos en cuanto a volumen de asistentes, valoración de la atención y del stand, análisis de la competencia, etc…

Una vez redactada la memoria debemos evaluar nuestra participación en la feria. La medición se puede hacer de manera cuantitativa o cualitativa:

  1. Medición cuantitativa: si la analizamos a nivel económico, como determinar el retorno sobre la inversión efectuada, o calcular el coste por contacto o por venta conseguida.
  2. Mediciones cualitativas: si los objetivos que perseguíamos no eran puramente económicos.

Con el análisis de resultados realizaremos dossieres y notas de prensa para enviar a los medios de comunicación y social media dando a conocer los resultados obtenidos en la feria.

Por último, iniciaremos una campaña de captación y fidelización a través del seguimiento de los contactos que hemos hecho durante la feria. Esta última tarea es de gran importancia, ya que sin un buen plan de seguimiento todo lo que hemos hecho anteriormente no servirá para nada.

La toma de contacto debe tener lugar de manera inmediata después de la feria, mientras los visitantes tienen todavía el producto en su cabeza. El departamento de ventas será el encargado de comunicarse con ellos a través del teléfono, correo o incluso por carta incluyendo un catálogo, folleto, etc… Lo ideal es esperar 48 horas del fin de la feria para dar tiempo a que nuestro contacto haya vuelto a su oficina y se haya puesto al día y no más de una semana después.

El registro de datos que hemos recogido durante la feria nos va a ser de gran ayuda a la hora de mandar comunicaciones personalizadas con la información y los productos en los que concretamente estaba interesado el cliente. Si han solicitado el envío de un catálogo o muestras, mencionar la solicitud en el mensaje y enviarlo de manera inmediata.

Una semana más tarde de nuestra primera comunicación, es recomendable la llamada de un comercial para hablar directamente con el cliente con la excusa de saber si ha recibido correctamente la información, catálogo, muestras, etc… Esta llamada es de gran importancia porque puede suponer una venta o una visita comercial.

Al igual que durante la feria la actitud proactiva de los comerciales es fundamental para dar imagen de rapidez, eficacia, anticiparse a los competidores y conseguir ventas.

Con estos tres artículos hemos resumido la importancia de cada una de las fases de una feria y como afrontarlas para alcanzar éxito. ¿Y ahora? ¿Crees que vas a rentabilizar tu próxima feria?

preparar una feria con éxito

Como preparar una feria con éxito (Parte I)

Como preparar una feria con éxito (Parte II)

Como preparar una feria con éxito (Parte II)

 

 

 

 

 

 

 

 

Si quieres recibir más información de cómo puede ayudarte el Marketing digital en tu empresa o de como preparar una feria con éxito, ponte ya en contacto con nosotros o bien suscríbete a nuestro blog:

SUBIR